martes, 4 de marzo de 2014

La rutina de un trabajador cansado




Sombras invaden toda la sala, quizás la sala había sido invadida por la luz y las sombras solo están recuperando lo que es suyo, el caso es que me acorralan, me ahogan, me asfixian o quizás me estén liberando, quizás la sombra sea la luz y la luz sea la sombra. Supongo que al final de todo este sufrimiento descubriré la verdad, supongo que entre dolor, sufrimiento y miedo, encontraré alivio, tranquilidad y paz.

***

Pasada la prueba el individuo número 9030 había sido admitido como candidato al puesto, el clon era acto para servir a la empresa y desempeñar su trabajo con normalidad después del ataque que había sufrido. Su base de datos había sido formateada debido a que había sufrido un contagio de un virus muy potente que le hacía divagar y descentrar su mente.

***

El clon número 9030 decía entre sollozos en su celda asignada que él era Frank, que todo era un error y que estaba siendo retenido contra su voluntad. Después de unas horas unos hombres lo sacaron de la sala y lo llevaron a una sala con material de cirugía el cual le dio tanta impresión que se mareo una cuantas veces antes de ver a aquella mujer.

Se presentó con una voz suave y dulce: "Frank, Frank. ¿Por qué te portas así Frank?, te vamos a tener que volver a curar por no ayudarnos, ni ayudarte."-Finalizó con una mueca y cara de pena por la circunstancia.

A continuación le introdujeron una serie de aparatos por la boca y la nariz, luego...Luego acabo todo...

***

-"Bienvenido individuo número 9030, ¿qué tal ha sido su día?"-le preguntaba la Madre central desde el pasillo cercano a su habitación.

-"Bien, gracias...Un poco largo quizás, pero bien."-respondió el clon con miedo e inseguridad.

-"Bueno individuo número 9030, no creo que haya sido todo tan normal, el individuo 3504 lo miró con interés hace unas horas en el descanso de las 11:00"-Dijo con interés la máquina.

-"No me había dado cuenta... ¿Acaso importa?"-Respondió de mal humor el servidor 9030.

-"En esta vida todo importa...Frank..."-Dijo una voz diferente a la de la máquina.

-"¿Quién eres? ¿Como sabes mi verdadero nombre?"- Pregunto el clon algo nervioso.

-"Pobre Frank, nunca vas a cambiar, otra vez te tendremos que ayudar a mejorar tu capacidad de trabajo..."- Dijo la voz que reconoció al instante, era la mujer que siempre le hablaba en el quirófano antes de las intervenciones.

El clon intento huir, pero una nube de gases se deslizó por todo el pasillo y lo dejó incapacitado en cuestión de segundos, solo paralizaban su cuerpo, no sabía que pensar, quizás solo era un juego y estaba secuestrado por una panda de psicópatas o quizás esa era la vida para la que había nacido...

***

-"Buenos días individuo número 9030, ¿hoy se ha levantado mejor que ayer?"- Dijo la voz de la Madre central.

-"Sí, gracias"- Respondió el individuo secamente.

-"Quizás le anime saber que hoy en su descanso, se le ha permitido una cita cara a cara con el individuo 3504, ella misma lo ha solicitado"-Respondió la máquina con un tono juguetón.

-"No me interesa, solo quiero realizar mi jornada y que acabe el día"-Dijo el clon asqueado.

-"Bueno, quizás a ti no te interesa, pero en la clausula de tu contrato pone que debes aceptar un encuentro casual con una compañera cada 30 días como máximo, por lo que no te puedes negar"-Dijo de pasadas la máquina.

En ese momento el clon tiró la bandeja con el desayuno que tenía en la mesilla de la cama, su cabreo estaba en aumento, sabía que no podía negarse, pero no le agradaba ese tipo de vida, aunque no conocía otra diferente o tal vez sí, pero no se acordaba muy bien, tanta información saturaba su mente y quizás tanta ocupación en asuntos estúpidos a lo largo del día lo cegaban.

Su día a día era una pesadilla, pero todos los días tenia el sueño de convertirse en sombra para ser la pesadilla de aquellos que le perturbaban a diario o por lo menos para convertirse en luz y así acabar en paz consigo mismo ya que eso solo era una muerte lenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario