domingo, 27 de octubre de 2013

Mi señora montaña



Montañas… ¿Todas iguales? Yo creo que no, cada una tiene su encanto, cada una tiene su manera de escalar, su manera de observar y en definitiva su manera de apreciar, algunas son más altas que otras, otras son más anchas que otras, pero cada una aporta algo diferente al paisaje. Desde pequeños observamos hacia arriba, viendo la cumbre como si de una divinidad se tratase, pero no nos fijamos en sus pies salvo gente rara, ni en su falda salvo gente extraña…todo el mundo lleva su vista hacia la cima.

Hay algunas montañas que tienen mucha vegetación, que cubre sus duras rocas, otras que se presentan totalmente desnudas, para dificultar su escalada, otras que con sus salientes consiguen que se pierda cualquiera que intente llegar al pico a través de ellos. Después de mucho buscar siempre te encuentras con colinas que han crecido mucho hasta llegar a montañas, otras montañas ya viejas que están escarpadas y les cuesta sostener su estructura, pero aun así siguen ahí, siempre con su gracia, con su figura intacta y su personalidad inquebrantables.

Toda una vida intentando llegar a las cumbres y no nos hemos dado cuenta hasta ahora que para conquistar una montaña hay que llegar hasta su corazón, no pisotear su historia, su imagen ni su persona. Siempre equivocados, unos con taladros destrozan su vientre para pasar trenes por ellas, otros las culminan y la despiden con una fría foto desde lo más alto como si no significase nada, nadie se ha preguntado qué es lo que querría esa montaña, como querría que la recordásemos…Puede que desde lejos, en soledad y sin molestarla, solo apreciando su estructura desde la llanura o el mar, la próxima vez empieza mirando por los pies y aprende como se sostiene esa hermosa montaña, así sabrás algo más de ella y será más fácil saber qué es lo que querrá aquella solitaria amiga.


Por lo pronto me quedo observando a mi gran dama de blanco desde mi tejado, viendo como la nieve la viste y se me hace la boca agua, esperando a la próxima vez que pueda visitarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario